sábado, 5 de abril de 2008

Sol y pintura, un lugar perfecto

Ayer viernes cuando llegué a casa estaba un poco de mal humor, así que me dije “¿pintamos un poco?”. Me puse manos a la obra. Pintar supone una terapia espléndida y se me fueron casi todos los males. Precisamente estos días hemos estrenado un nuevo espacio en casa, un espacio que se ha convertido como en nuestro nuevo salón, un lugar perfecto para leer, soñar?, pintar?, escuchar música... Un lugar perfecto desde primeras horas d la tarde hasta la hora de los últimos rayos para sentarse y disfrutar de la luz dorada del sol. Ni decir cabe q hemos descubierto que este nuevo (antiguo) rincón es mucho mejor que nuestro antiguo salón de toda la vida. Un lugar idóneo para desertores de las horas televisivas. En uno de esos momentos me fijé en este clavel que había por ahí, en el alceizar de la ventana. En el fondo se veía Barcelona, que aún no aparece en el cuadro pero que me ocuparé de que aparezca...




















Aprovecho también para recomendar un artículo que acabo de leer sobre la relación de los finlandeses con la sauna. Echaba mucho de menos esa sensación, ese estado, ese sentimiento...

"Contra el frío invierno: sauna"...

1 comentario:

Zololkis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.