domingo, 27 de enero de 2008

Tarde soleada

.

Era una tarde soleada, cuando hice la fotografía desde las alturas. La gente paseaba por la plaza durante esos últimos días del año haciendo las compras de navidad o de reyes. Un amigo me propuso que publicara esta fotografía de hace unos días y aquí está. Originalmente se trataba de una fotografía hecha con cámara analógica, pero al recoger los revelados me honraron con una versión en CD, así que he pude aumentar un poco el contraste para intensificar el efecto. En el momento de tomarla, el contraluz provocaba ese resaltamiento de las siluetas, un error en la colocación del carrete y un solapamiento de dos fotografías hizo el resto, la doble exposición a la luz eliminó prácticamente el suelo. Un accidente puede ser una virtud, el azar puede hacer cosas sorprendentes.


























Roberto

.